Infomed

Hemolacria por trastorno de estrés post-traumático. A propósito de un caso.

Motivo de Ingreso : 
Lágrimas con sangre
Datos Generales del Paciente: 

Edad:16 años

Sexo: Femenino

Color de la piel: Mestizo

Ocupación: Desvinculada del medio escolar hace 2 años por procesos frecuentes de enfermedad

 

Antecedentes Patológicos Personales: 
Gastritis por Helycobacter Pylori Fisura anal (operada) y Obesidad
Antecedentes Patológicos Familiares: 
Madre HTA, Intento suicida en un tío materno
Hábitos Tóxicos: 
No refiere
Descripción del Caso: 

Historia de la enfermedad actual (HEA): sangrado por el conducto lagrimal del ojo derecho acompañado de prurito ocular y cefalea occipital de carácter pulsátil sin irradiación 48 antes de su ingreso.

Datos positivos al examen físico pediátrico:

Hiperhidrosis palmo-plantar.

P/T > 97Pc

Hemolacria bilateral

Tensión arterial OK

Prueba del Lazo (-)

No lesiones purpúrico-hemorrágicas

No visceromegalias ni tumoraciones

Pruebas de funcionamiento hepáticas, renales y endocrino-metabólicas (-)

Diagnóstico al Egreso: Trastorno de estrés post-traumático + idea suicida
Seguimiento en consultas externas de Psiquiatría y Hematología.
 

 

Laboratorio: 

Hematología: pruebas hematológicas normales.

Inmunología: pruebas inmunológicas comunes (-).

Imagenología: 

Cardiología: Eco y ECG (-)

Patología: 
Psiquiatría: test psicométricos positivosa ideas de minusvalía e ideas suicidas, fascie triste, comprensión e inteligencia normal bajo, funciones de relación globalmente alteradas personalidad premórbida nerviosa e insegura. Factores predisponentes (edad, sexo) Factores desencadenantes (conflicto lascivo) Presentó una evolución favorable en los siguientes días, por lo que fue egresada con tratamiento de ansiolítico, cuidados higiénicos y vigilancia en todo momento.
Otros: 
Generalmente, los casos son mujeres emocionalmente perturbadas que consultan por lesiones equimóticas o hematomas recurrentes, localizados frecuentemente en las extremidades y vinculados usualmente con un trauma físico o con un intenso estrés emocional. Sin embargo, también se han descrito casos en hombres y ocasionalmente en pacientes pediátricos. A pesar de las recaídas, la tendencia es a considerar el curso de la enfermedad como relativamente benigna. Aunque se han empleado diferentes medidas terapéuticas y fármacos, ninguno ha demostrado un beneficio significativo para el control de las manifestaciones clínicas. En la mayoría de los enfermos, las lesiones aparecían cuando se encontraban bajo severas situaciones emocionales. Esta situación constituye un desafío para los médicos, pues después de múltiples estudios, no se logra identificar la existencia de una coagulopatía o una condición sistémica que explique las alteraciones del enfermo. El trastorno de estrés post-traumático se trata de una respuesta fisiológica ante una situación de estrés máximo, descrito, antiguamente, en personas cuando sabían con certeza que iban a morir en breve de manera dolorosa, como los condenados a muerte o en situación de guerra. Más recientemente se han implicado mecanismos autoinmunes relacionados con un anticuerpo tisular fijo que reacciona contra componentes eritrocitarios, lo que causa aumento de la permeabilidad capilar, edema y finalmente, equimosis dolorosas. Las evaluaciones psiquiátricas de los pacientes con este síndrome muestran frecuentemente: labilidad emocional, depresión, problemas de índole sexual, sentimientos de hostilidad, comportamiento obsesivo compulsivo, ansiedad, dificultad en el manejo de la agresividad y de la hostilidad, hipocondría, sentimientos de culpa, masoquismo, histeria y otros trastornos de la personalidad.4 Las lágrimas con sangre se generarían basadas en la conexión anatómica existente entre la estructural nasal y el canal lagrimal, al ocasionar un aumento de la presión dentro de la fosa nasal durante epistaxis, mientras se evacúa la nariz, o al taponear esta para producir hemostasia. La presencia de lágrimas con sangre -o hemolacria- es un hecho infrecuente en la práctica clínica, se denomina con distintas acepciones en la literatura médica; sus causas son múltiples y comprenden desde trastornos locales en el globo ocular, hasta enfermedades sistémicas, además de las provocadas en forma artificial.1En Cuba los únicos casos publicados son los de Wainshtok3 y Acosta. Varias son las causas en las que se reporta la presencia de lágrimas con sangre como se aprecia en el cuadro, entre ellas, las referidas a las afecciones de las estructuras del globo ocular o zonas adyacentes; las mismas transitan desde trastornos locales en el globo ocular, hasta enfermedades sistémicas y de génesis ficticia, u otras en las cuales su etiología no se ha podido demostrar. Se describe también asociada a sudor con sangre o hematidrosis. Predominan las lesiones de la córnea, la conjuntiva o las glándulas lagrimales, las várices y los pólipos del saco lagrimal, el carcinoma de células transicionales, chalazion o acompañando a una celulitis orbitaria,trauma craneal, epilepsia post-traumática, crisis hipertensiva, edema hemorrágico agudo, además de situaciones inducidas por el propio paciente. Revisando la literatura, se encuentra a la hemolacria como un fenómeno raro que comúnmente cursa de manera benigna pero puede llegar a ser mortal.
Tipo de caso: 
Estudio de Caso
Diagnóstico definitivo: 
Se concluye que la paciente padece de un síndrome de Gardner-Diamond, entidad causada por auto sensibilización a eritrocitos autólogos secundario a estrés post-traumático con idea suicida.
IMAGEN(ES): 
Comentarios del especialista: 
Giselle Lucila Vázquez Gutiérrez*, Julio Roberto Vázquez Palanco**, Iliana González Sotomayor *** *Especialista 1er Grado en Pediatría. Profesor Asistente. Aspirante a Investigador. gisellevg@infomed.sld.cu.Universidad de Ciencias Médicas de Granma. Cuba. **Especialista 2do Grado en Pediatría. Profesor Auxiliar. Máster en Atención Integral al Niño. Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte Piña. Camagüey. juliovp@hpc.cmw.sld.cu. ***Especialista 1er Grado en Pediatría. Profesor Asistente. Máster en atención integral al niño. Investigador Agregado. daniels@infomed.sld.cu. Universidad de Ciencias Médicas de Granma. Cuba.

Comentarios

Añadir nuevo comentario